• La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
Está en: Inicio»Noticias»Generales»Los títeres de Peralta encuentran nueva residencia

Los títeres de Peralta encuentran nueva residencia

 phoca thumb s peraltaarticulo

 

A los constructores de la muralla de Segovia jamás se les hubiera pasado por la cabeza que esta fortificación llegaría a refugiar marionetas. Declarada Monumento Histórico-Artístico en 1941, esta empalizada que empezó a construirse en 1088 para defender la ciudad de posibles ataques ha sufrido numerosas transformaciones a lo largo de su dilatada existencia, pero conserva completo su trazado original. En su momento contó con 80 torres, cinco puertas de acceso (se conservan tres) y varios portillos. Entre lo que sí se conserva está la Puerta de Santiago, que ha sido rehabilitada para convertirse ahora en el pequeño y delicioso museo de títeres de la colección del maestro Francisco Peralta.

Considerado uno de los mejores marionetistas de España, los expertos le reconocen su investigación constante para lograr movimientos naturales que llenan de vida a los muñecos. En 1990 fue el primer titiritero en conseguir la Medalla de Plata al mérito en las Bellas Artes. La exposición, que muestra cerca de 40 títeres, está pensada para dar todo el protagonismo a estas pequeñas joyas, ubicadas en vitrinas diseñadas a medida, con un estudiado juego de luz y oscuridad que permite una perfecta visión y conservación.

Los títeres que se exhiben en la Puerta de Santiago están fabricados con madera, vendas, escayola y cola de conejo, materiales reciclados, tela y elementos de metal. Las marionetas representan personajes de obras de teatro tomados del romancero popular (La condesita), piezas musicales de autores consagrados (El retablo de Maese Pedro, obra de Manuel de Falla sobre el episodio del Quijote) y la narrativa infantil de calidad (Los melindres de Belisa, de Lope de Vega). Los títeres muestran, además, distintos sistemas de manipulación: hilos, engranajes y articulaciones, maquinarias, varillas, asas o peanas.

Con la puesta en marcha de este museo, Segovia se afianza un poco más como "la ciudad del títere", ya que desde 1986 acoge el Festival Internacional de Teatro de Títeres, 'Titirimundi', que llena cada año a la ciudad de magia y fantasía. Del 14 al 18 de mayo de este año, Segovia volverá a acoger a compañías de todos los lugares del mundo, que mostrarán su arte en ese gran escenario formado por calles, patios, iglesias, teatros y rincones históricos.

 

Noticia publicada en el "Viajero El País", el día 25 de marzo de 2014

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner