• La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
  • La muralla de Segovia
Está en: Inicio»Noticias»Generales»Retirada de rocas junto a la Casa de la Química

Retirada de rocas junto a la Casa de la Química

 

Los Bomberos acaban la retirada de rocas junto a la Casa de la Química

phoca_thumb_s_quimicaarticulo

Efectivos del Parque de Bomberos procedieron en la mañana de ayer martes a retirar las rocas que presentaban riesgo de desprendimiento en el talud bajo la Casa de la Química, en la zona en la que el pasado domingo se produjo un derrumbe de cierta importancia. Según confirmó la alcaldesa accidental de la ciudad, Claudia de Santos, la zona quedó ya abierta al tránsito de peatones, si bien se han instalado carteles advirtiendo de la posibilidad de derrumbamientos y pidiendo precaución.

El suceso se produjo pasadas las cinco de la tarde del domingo, cuando una llamada del 112 alertaba al Parque de Bomberos de la caída de varias rocas de cierto tamaño al camino que bordea el Valle del Clamores, en la zona de la Casa de la Química, procedentes del roquedo sobre el que se apoya el Alcázar, sin que se registrasen daños personales.

El geólogo Andrés Díez aseguró ayer en declaraciones a esta Redacción que sucesos de este tipo son relativamente frecuentes en Segovia, y hay que "aprender a convivir con ellos". De hecho, cuantifica en 27 los desprendimientos de relevancia que se han producido en los últimos treinta años.

Díez explicó que el recinto amurallado de Segovia está sustentado por varias capas de roca. En los sustratos inferiores se encuentran materiales como arenas, arcillas y areniscas "fácilmente erosionables", por lo que es habitual que se formen grietas e incluso pequeñas cuevas, en las que penetra el agua de la lluvia; al helarse, el agua actúa como una cuña que provoca la rotura y consiguiente caída de roca de la capa superior, que según indicó el geólogo está formada por dolomías y margas; "es un proceso que está datado documentalmente desde hace siglos", apuntó.

 

Noticia publicada en El Adelantado de Segovia el día 07 de noviembre de 2012

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner